Oli a todos

Esta es la primera entrada de un blog que llevo mucho mucho tiempo pensando hacer y que para mí es muy importante, y no podía empezar de otra manera que diciendo Oli.

Y lo primero es lo primero, vamos a explicar ¿qué es?:

“With a pincho of love” empezó como una coletilla cuando algún amigo con la boca llena me decía: Joder Carol, ¿qué lleva ésto?” y yo contestaba: chocolate, harina, huevos y “una pizca de amor”. Y con ésta excusa me salvaba de tener que revelar mis ingredientes secretos y además estaba explicando la verdadera razón por la que yo empecé a cocinar.

A ver es cierto que todo el mundo empieza a cocinar cuando tiene hambre, pero hay una excepción que son LOS POSTRES. Cuando uno cocina postres lo hace para lucirse, para darse un capricho o para alegrar un día triste, y cuando yo cocino postres lo hago como una forma más de mostrar a las personas de tu alrededor que las quieres. Se que suena cursi, y postres no es lo único que hago, pero es la parte de la cocina que hago con más amor y es lo que quiero mostrar en este blog.

 

Aquí puedes ver (Declaración de Intenciones):

-Que los postres no son solo para niñitas pijas y programas de la tele.

-Que la repostería en cierto modo es una forma de arte (un arte menor quizás, aunque yo no creo que las gilipolleces de las jerarquías artísticas).

-Que los postres son mi forma de relajarme, de aportar algo bueno y dulce al mundo.

-Que no solo alimentarse es necesario, también es necesario darse un capricho, regalar y compartir cosas bonitas con tus seres queridos.

-Que en “Withapinchof” hay una actitud clara que defenderé siempre: disfrutar haciendo felices a los demás.

-Que los postres se adaptan a cualquier forma y ocasión (y también a los gustos del consumidor).

Withapinchof es todo eso y mucho más que iremos descubriendo.

Anuncios